A partir del último informe publicado por la OMT (Organización Mundial del Turismo), se hace evidente la contribución del sector turístico al logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 5 de las Naciones Unidas – Lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas.

En esta línea, muchos son los destinos y empresas que contemplan en sus estrategias el disponer y desarrollar un modelo de turismo sostenible en todas sus vertientes.  Sin embargo, no todos tienen claro qué tienen que hacer para pasar de la estrategia a la acción en términos, por ejemplo, de los conocidos ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible).

A continuación, mostramos un ejemplo sobre cómo iniciarnos, por ahora, con uno de ellos: ODS 5.

El informe de la OMT, como muchos otros, es un punto de partida más para poner en evidencia la situación de la mujer en el entorno laboral. Siendo ésta la segunda edición del informe publicado en este año 2019, los principales datos respecto al papel de la mujer en el sector turismo son los siguientes:

  1. Las mujeres constituyen una gran proporción de la mano de obra del turismo.
  2. Las mujeres están bien representadas en los puestos de trabajo de servicio y de oficina, pero están poco representadas en los niveles profesionales.
  3. Las mujeres que trabajan en turismo suelen ganar entre un 10% y un 15% menos que sus homólogos masculinos.
  4. El sector del turismo tiene casi el doble de mujeres empleadas que otros sectores.
  5. Uno de cada cinco Ministros de Turismo en todo el mundo, son mujeres.
  6. Las mujeres representan una proporción mucho mayor de trabajadores por cuenta propia en el turismo que en otros sectores.
  7. Una gran cantidad de trabajo no remunerado está siendo realizado por mujeres en empresas de turismo familiar.

Y sabedores de estos datos en la era digital en la que nos encontramos, no nos queda otra que pasar a la acción.

Para empezar, podemos tomar como referencia el informe citado al inicio de este post y analizar en detalle las principales conclusiones clave que se destacan en éste:

Conclusión 1: ¿está mi destino o mi empresa contribuyendo a la promoción de la igualdad a través de los sistemas retributivos intentos, apoya la lucha contra el acoso sexual y/o promueve la contratación de mujeres en empleos de alto nivel? Cualquiera de estas acciones ayudaría a que las mujeres que trabajen en el sector lo hagan de manera decente. Por ejemplo, un caso muy específico en España es Focus On Women, un operador turístico creado con el objetivo de potenciar y aumentar la visibilidad de las mujeres en todo el mundo a través de los viajes. La Organización se centra en viajes que permiten a las mujeres viajeras conocer a otras mujeres y aprender sobre mujeres de todo el mundo, ofreciendo a su clientela femenina tours en África y en las Américas.

Conclusión 2: que un país disponga de un entorno jurídico propicio para la actividad empresarial general de la mujer, hace que haya un aumento de la participación de la ésta en el mercado laboral y la empodera económicamente. Esta conclusión está dirigida más a los Gobiernos de los diferentes países. Sin embargo, las empresas y entidades tienen que “ejercer presión” para que esto realmente suceda.

Conclusión 3: ¿está mi destino o empresa invirtiendo en formación sobre competencias sociales y en la sensibilización sobre las oportunidades de formación disponibles, así como, en la formación en materia de igualdad de género? Por ejemplo, para esta conclusión encontramos La Fabulous Tourism Academy, con sede en el Reino Unido. Una plataforma de enseñanza en línea que apoya a las mujeres que desean hacer crecer en el sector turístico y convertirse en empresarias. Ofrece un programa de formación online remunerado de 8 meses de duración, abierto a mujeres de todo el mundo.

Conclusión 4: incorporar las consideraciones de igualdad de género en las políticas y planes nacionales de turismo, incluyendo comprometer recursos humanos y financieros suficientes para garantizar su plena implementación.

En este caso, muchos destinos y empresas del sector tienen planes estratégicos a 3 y 4 años vista y una acción relacionada sería la incluir entre sus estrategias la igualdad de género.

Conclusión 5: el turismo desde su componente política y social debe contribuir a que las mujeres sean empoderadas. Y en este sentido, hay muchos mensajes que lanzar para que las mujeres dejen de ver el turismo como una forma complementaria de ingresos o adicional de trabajo.

Conclusión 6: a través del turismo tenemos la capacidad de aumentar la participación de las mujeres en la formación sobre tecnologías digitales en el propio sector.

Conclusión 7: fortalecer la capacidad de disponer de datos del sector turístico desglosados por género y utilizarlos para promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, es otra de las acciones esenciales que desde un destino o empresa se pueden trabajar.

Así mismo, otras acciones pueden ser, el revisar las políticas de empleo actuales dentro mi Organización, apoyar a las mujeres emprendedoras, tener una política de liderazgo y de empoderamiento específica para mujeres, etc.

Como ves, son múltiples los pasos que se pueden empezar a dar para apoyar la igualdad de género en el sector turístico y seguir sumando esfuerzos alineados con la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

¿Te animas a empezar con alguna de estas acciones?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *